¡SÍ, QUIERO! EN UN CASTILLO

Gabriel & Julie: Boda made in Spain con un toque escocés

“Elegimos España porque es donde residimos, y a todo el mundo le pareció bien la idea el venir a España por el clima tan soleado que tenemos aquí.”


DóNDE:
En el patio árabe del Castillo de Conesa situado en San Miguel de Salinas (Alicante). El día 15 de octubre de 2011 a las 16:00h de la tarde.

LOS PREPARATIVOS: “Los preparativos eran un poco complicados debido a las dos distintas nacionalidades de nuestros invitados, pero todo se simplificó cuando conocimos a Isabel, nuestra maestra de ceremonias”.

LA NOVIA: Eligió un look sencillo que realzaba su innata belleza. El pelo semi recogido decorado con una tiara y el maquillaje muy natural. El ramo, un bouquet de rosas acorde con el conjunto.

LOS NIÑOS: Los sobrinos de Julie, Zoe y Jaime. Zoe vestida como una pequeña princesa y Jaime con el traje típico escocés, fue el portador de las alianzas en la ceremonia.

LA MÚSICA DE LA CEREMONIA: Gabriel y Julia eligieron música muy romántica y muy variada al mismo tiempo. Alguna pieza clásica, sonaron canciones de la banda sonora de Romeo & Julieta, algo de Luis Miguel y como broche final la marcha nupcial de Mendelsohn.

LA CEREMONIA: “Fue tan maravillosa que la barrera del idioma no importó en ningún momento, incluso habiendo ingleses, escoceses, franceses y españoles. Sin la ayuda de Isabel hubiese sido un millón de veces más estresante”.

EL RESTAURANTE: “El día entero, de principio a fin fue fantástico, todo el equipo del Castillo de Conesa, trabajaron muy duro e hicieron de nuestra boda un día inolvidable”.

¡SORPRESA, SORPRESA! Los familiares de Julie sorprendieron a la pareja con un tradicional gaitero escocés y bailes típicos de este país.

MUY PERSONAL: “A pesar de haber nacionalidades diferentes y culturas  distintas, al final del evento, todo el mundo coincidió en que había sido la mejor boda de sus vidas”.

 

 

La Pedida de Mano

Antiguamente la pedida de mano simbolizaba el principio del camino de la pareja hacia el matrimonio. El novio iba, acompañado de sus padres, a casa de la novia y era el padre del novio el que pedía el consentimiento al padre de la novia para que se casaran. Para confirmar el compromiso, el novio entregaba a su prometida un anillo.

Los tiempos han cambiado y la forma de hacer la pedida de mano también ha sufrido modificaciones. Hoy en día el compromiso se realiza primero entre los novios, para luego comunicárselo a sus familias y amistades. También se preparan fiestas de compromiso de forma sorpresa para la novia. Aunque las costumbres hayan cambiado, este momento es muy emotivo, especialmente para la novia.

Algunas parejas deciden saltarse este paso en su camino al matrimonio. Es un momento muy emocionante, escuchar al hombre que amas declarar su compromiso de casarse contigo, por ello es recomendable no perderse esta hermosa experiencia.

 

 

¿CUALES SON LAS FUNCIONES DE UNA WEDDING PLANNER?

Algunas de las funciones que desempeña una Wedding Planner son las siguientes:

  • Entrevistar a la pareja para identificar sus necesidades y conocer sus gustos e ideas.
  • Preparación de un presupuesto detallado en el que está incluidos todos y cada uno de los servicios necesarios.
  • Listado de planificación detallada desde un año antes del evento hasta a unos pocos días después de la boda.
  • Preparación de la lista de asistentes, elección de las invitaciones y envío de las mismas.
  • Identificación y asesoramiento de diferentes espacios para la celebración del evento (hoteles, salones de banquetes, fincas, etc).
  • Identificación y contratación de profesionales necesarios para la boda y los proveedores de servicios (catering, fotógrafos, camarógrafos, esteticista, floristas, pasteleros, etc.), y la preparación y ejecución de los contratos.
  • La coordinación de las entregas y servicios en el día de la boda.
  • Tener un plan alternativo en caso de un contratiempo.

También se encarga de detalles como elegir las flores, coordinar y guiar a los invitados y hasta de repartir al arroz a la salida de la ceremonia.

Buscarán las alianzas perfectas y enseñarán a los novios a bailar el vals. Son capaces de organizar cualquier tipo de evento, desde una boda junto al mar con un cuarteto de cuerda tocando música clásica de fondo hasta una sencilla ceremonia civil en una casa de campo.

Si estás pensando en contratar una Wedding Planner para tu boda no dudes en pedirnos una entrevista personal.

¿Qué es una Wedding Planner?

Las hadas madrinas del siglo XXI reciben el nombre de Wedding Planner. Gracias a esta figura los novios sólo tienen que imaginar la boda de sus sueños para que ella se encargue de su organización integral.

Una Wedding Planner es una profesional que ayuda a la planificación y organización de bodas. Una boda es un evento social muy importantes en la vida una pareja, y todas las personas que toman la decisión de casarse necesitan depositar su confianza en alguien que pueda asegurarles que todo estará organizado perfectamente.

 

La figura de la organizadora de bodas es muy útil para la planificación de una boda en un destino diferente, es decir, para organizar una boda en un país distinto al que reside la pareja que va a contraer matrimonio. Una Wedding Planner cuida todos los detalles y guía a la pareja a través de los distintos procedimientos a seguir a la hora de coordinar todos los servicios para organizar su enlace.

Organizar una boda es un acontecimiento agotador, hasta el punto de que, las parejas que dedican la mayor parte de su tiempo a la vida laboral o deciden casarse en otro lugar diferente al de su residencia, se ven obligados a destinar cada pequeña porción de tiempo libre o de sus vacaciones a concertar entrevistas, planificar detalles, citarse con proveedores, diseñar el maquillaje y el vestido… Un sinfín de tareas que las organizadoras de bodas resolverán bajo la atenta supervisión de los novios, liberándoles del estrés que supone coordinar todo lo relacionado con el enlacesimplemente sueña, y déjate llevar por las mejores consejeras y especialistas. 

 

El primer paso una vez os decidáis a contratar una boda de este tipo, es establecer un presupuesto que se ajuste a vuestras posibilidades. Las personas dedicadas a la organización de eventos suelen negociar buenos precios con los proveedores, así que siempre que contéis con sus servicios es posible incluir en vuestra boda pequeños caprichos o detalles que de otra manera se pasarían por alto.
La segunda parte del proceso de organización incluye conocer a fondo las necesidades de los novios, y cuáles son sus aspiraciones a la hora de celebrar el día más feliz de sus vidas: una boda romántica, campestre, íntima, sofisticada, original… Vuestra Wedding Planner particular elaborará el timing del proyecto, actuará como asistente personal hasta el mismo momento en que subáis al avión, rumbo a vuestra luna de miel. La wedding planner conocerá al detalle cuál es el concepto que queréis para vuestra boda, y os plantea las mejores opciones para que vosotros mismos aprobéis y descarteis cada uno de los detalles. Llegado el gran día, ella será la encargada de que todo se coordine a la perfección: la ceremonia, el catering, las fotos, la llegada de los invitados, el protocolo… Su tarea será que todo esté a punto para que no tengáis que preocuparos de nada y vuestra boda sea simplemente ¡perfecta!

 

Necesitas una Wedding Planner para preparar tu boda? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.